Saltar al contenido

Copas de vino

Las copas de vino constituyen uno de los elementos más importantes al momento de degustar o catar cualquier cosecha.

☑ Es importante tomar el vino en la copa correcta

En este artículo te presentamos una selección de los distintos tipos de copas para cada vino, y te explicamos de una manera sencilla el motivo.

tipos copas vino
¿Cuántos tipos de copas para vino hay?

¿Cómo saber cuál es la copa adecuada para cada vino?

Los grandes sumillers aconsejan que las copas sean elaboradas con cristal de calidad, jamás de plástico, silicona u otro material que no sea el vidrio.

A partir de entonces los modelos serán múltiples: hay copas para para tinto, para blanco, para cava, para postre, etc.

Con ellas es posible evaluar su calidad, razón por la cual hay una gran variedad de diseños y formas que se adaptan al vino a ingerir.

Sin embargo, en el mercado existen diversos tipos de copas, debido a que no todo mundo puede y desea adquirir una cristalería completa en su cocina.

¿Deseas saber más? A continuación te contamos.

Una copa de vino para cada ocasión

Con su particular diseño, las copas están hechas para resaltar la calidad de un vino.

Así, las copas para vinos blancos son más pequeñas que las hechas para vinos tintos.

Sin embargo, también es posible encontrar algunas que sirven para muchos tipos de cosechas.

Un ejemplo ideal es la copa bordelesa, la cual está diseñada para ingerir vinos concentrados. Esta suele tener un tallo largo y ser un poco recta. Pese a las recomendaciones sobre ella, actualmente es la más utilizada en restaurantes para acompañar muchos tipos de vinos.

Esto sucede porque no siempre habrá disponibilidad de un tipo de copa para cada ocasión.

Copas de vinos para todos y baratas

Por su demanda, es común encontrar copas de vino elaboradas con distintos materiales, las cuales se consiguen muy baratas y en oferta. Son ideales para tenerlas en el hogar y utilizarlas en cualquier momento, ya que no exigirán el cuidado de una diseñada para una ocasión de cata o ceremonia de importancia.

Empresas como Ikea han elaborado su propio juego de copas. Cada diseño es variado, por lo que se pueden conseguir con el volumen deseado, personalizadas y algunas con frases grabadas que hacen que la presentación sea agradable.

Todo depende del requerimiento del cliente.

Del mismo modo, también destacan los vasos para vinos. Son menos formales y obviamente no cumplen con los estándares de un catavinos, pero resultan completamente útiles para tenerlos en la cocina y, de vez en cuando, ser utilizados con una botella. Estos son una gran ayuda cuando se corre el riesgo de que la cristalería no se ubique en un sitio seguro y pueda romperse.

La mayoría de estos productos vienen fabricados en materiales muy resistentes; además, por su precio es posible que sean reemplazados fácilmente.

Según opiniones en sitios de ventas por internet, son bastante prácticos si lo que se desea es compartir una botella en alguna ocasión especial.

Regala un juego de copas de vino

Las copas de vino son un maravilloso presente. Se pueden obsequiar a recién casados o parejas que acaban de mudarse y están por comenzar una nueva vida. También son buenas como regalos de aniversario.

Existen juegos de copas que lucen completamente elegantes y son muy baratos de comprar. De esta manera, es posible hacer un regalo que agrade y que sea valorado por sus características.

Sitios de compras como El Corte Inglés o Alcampo ofrecen una amplia variedad de diseños en juegos de copas de vinos. Si existe la preocupación de que se puedan romper, entonces se opta por las que están fabricadas con silicona o plástico.

A menos que sea un sumiller, esto no tendrá mucha importancia.

Si eres un amante de los vinos, también podrás conseguir la copa que deseas. Solo basta con preguntar cuál es el modelo que buscas, según la cosecha que deseas probar.